Fundamentación: 


El Taller de Campo III se implementa para integrar los conocimientos adquiridos por los estudiantes durante las materias del tercer año, especialmente aquéllas con contenidos geológicos, para aplicarlos en un trabajo de campo. Estas prácticas de campo, que involucran planificación, muestreo y mapeo, identificación de rocas, fósiles, estructuras, interpretación de los rasgos del paisaje y unidades geológicas, en general, son indispensables en la formación de un geólogo. El taller se dicta a fin del segundo cuatrimestre, una vez que los estudiantes han adquirido un conocimiento suficiente como para que el trabajo sea aprovechado en su totalidad. Se elije esta fecha además por razones climáticas, que es favorable para la región patagónica. Es requisito para realizarlo haber cursado Sedimentología, Geología Estructural, Petrología de Rocas Ígneas y estar cursando Petrología de Rocas Metamórficas y Geomorfología, de modo que el estudiante ya disponga de los conocimientos geológicos necesarios para el trabajo y de aquéllos conceptos básicos sobre la planificación y metodología de un trabajo de campo.

Objetivos generales: Se pretende que los estudiantes comiencen a familiarizarse con la planificación de un trabajo de campo, con el equipamiento necesario y que apliquen e integren los conocimientos adquiridos en las diferentes asignaturas. Se busca introducir a los alumnos en el manejo de instrumental y que adquieran la práctica para la elaboración de informes geológicos. Introducir a los estudiantes en aspectos geológicos significativos de Tierra del Fuego y de la Patagonia Argentina en general.

Objetivos específicos: Se espera que los estudiantes, luego de haber participado de las salidas de campo puedan: - Desarrollar habilidad en el reconocimiento, identificación y clasificación de materiales geológicos sencillos (rocas, minerales, fósiles), así como geoformas, aplicando los criterios básicos adecuados. - Desarrollar habilidad en la observación de campo y en el reconocimiento de estructuras geológicas. - Observar las relaciones de contacto entre los distintos afloramientos para inferir el orden cronológico de formación entre unidades geológicas y estructuras. - Desarrollar habilidad en técnicas de mapeo, empleo de instrumental de campo GPS y coordenadas de referencia, brújula geológica e imágenes satelitales, piqueta, lupa de mano. - Desarrollar habilidad en la toma de datos y confección de esquemas para volcar en la libreta de campo. - Plantear hipótesis de trabajo y generar discusiones con sus pares y con los docentes a la hora de resolver problemas geológicos. - Desarrollar habilidad para la redacción de informes técnicos.

CARÁCTER: CUATRIMESTRAL (2do)
TIPO: OBLIGATORIA
NIVEL: GRADO
MODALIDAD DEL DICTADO: PRESENCIAL
MODALIDAD PROMOCION DIRECTA: SI
CARGA HORARIA SEMANAL: 8.00 Hs
CARGA HORARIA TOTAL: 136.00 Hs

FUNDAMENTACIÓN:

La Petrología es una disciplina que se encuadra dentro de las Ciencias Geológicas Básicas y sus contenidos son fundamentales en la necesidad de comprender el origen y evolución de las rocas metamórficas, y en general de la litósfera. La asignatura abarca el estudio integral de las rocas metamórficas, sus procesos petrogenéticos y los ambientes de formación. El aprendizaje de estos contenidos resulta de relevante importancia para comprender el origen, crecimiento y evolución geológica de la litósfera, desde tiempos tan antiguos como el Arqueano. Además, si tenemos en cuenta que las rocas metamórficas son, después de las rocas ígneas, las más abundantes de la litósfera con aproximadamente un 30% de representación, es fácil comprender que cualquier actividad humana se asienta sobre algún terreno metamórfico. Por ello, el estudio de las rocas metamórficas es particularmente importante para emprender cualquier desarrollo tecnológico actual y específico, con aplicaciones directas que propendan al mejoramiento general de la calidad de vida humana. De ello se desprende además, la importancia que tienen las rocas metamórficas como material de construcción y ornamental, y como depósito de minerales metálicos. Las asignaturas correlativas del curso permiten a los estudiantes estar familiarizados con los conocimientos básicos de Química Inorgánica, Mineralogía y Geoquímica que son útiles para no tener dificultades a la hora de razonar los contenidos de la Petrología Metamórfica. Además, los alumnos pueden interrelacionar los contenidos de esta materia con aquellos de Geología Estructural y Petrología Ígnea, que se cursan en el cuatrimestre anterior, lo cual es beneficioso para que comprendan cabalmente que el metamorfismo opera en forma sincrónica con la tectónica y el magmatismo. También cursan en el cuatrimestre anterior la materia Sedimentología, donde adquieren nociones generales de los distintos protolitos sedimentarios de las rocas metamórficas. Posteriormente, en estadios avanzados de la carrera, los conceptos adquiridos en Petrología de Rocas Metamórficas son utilizados en otras asignaturas como Geología Histórica y Geología Argentina, y en aplicaciones específicas como: Geología de Yacimientos, Geotecnia, Geología Económica y Geología Ambiental. En este contexto, el curso adopta un carácter fundamentalmente formativo en lo concerniente al reconocimiento y sistemática de rocas metamórficas, composición química de las rocas y de los fluidos intervinientes en los procesos formativos, a las condiciones de presión y temperatura de esos procesos y a las asociaciones petrotectónicas. Los contenidos de la materia se organizaron según modernos criterios petrogenéticos. El programa consta de clases teóricas y prácticas especialmente interrelacionadas, que buscan la participación del estudiante y propician la construcción individual y grupal del aprendizaje. Para ello se cuenta con ejemplos de rocas metamórficas en muestra de mano y en secciones delgadas, principalmente de terrenos metamórficos de bajo grado de la región. Además se dispone de bibliografía actualizada, con libros de texto y artículos de revistas nacionales e internacionales vinculadas a la materia, material didáctico en distintos formatos (fotos de campo y fotomicrografías, presentaciones gráficas tipo multimedia), y páginas web de consulta en Internet, entre otros.



El dictado de la materia Mineralogía Óptica y Sistemática está orientado a desarrollar un conjunto de contenidos específicos vinculados a la temática mineralógica con el objeto de proporcionar al alumno una sólida capacitación en el reconocimiento de las propiedades físico-químicas de los minerales y un entrenamiento básico en algunas de las técnicas de identificación de especies minerales. Se pretende que el alumno comprenda la importancia de los minerales como fuente de información geológica así también como fuente de recurso natural no renovable y de vital importancia para la sociedad.

Mineralogía Óptica y Sistemática es considerada una materia básica para la construcción del conocimiento geológico, que requiere nociones previas de química inorgánica y óptica ondulatoria. Los conocimientos y la práctica que provee resultan fundamentales para el resto de las disciplinas geológicas como las petrologías de rocas ígneas, metamórficas y sedimentarias.

La cursada de Mineralogía Óptica y Sistemática debe proporcionar los conocimientos referentes a las distintas metodologías de identificación, caracterización y clasificación de las especies minerales con énfasis en aquellas más comunes o de mayor importancia para la geología. Se espera que el alumno alcance una buena capacidad descriptiva y, en segunda instancia, se enfoque en los aspectos interpretativos de aquellos rasgos que describe. 

El alumno deberá lograr el conocimiento y el entendimiento de las metodologías de estudio de las especies minerales y de las técnicas de identificación aisladas y complementarias; desarrollar habilidades en la descripción e identificación de las especies minerales, en muestras de mano y microscópicas; y, fundamentalmente, reconocer los principales minerales formadores de rocas.

Consecuentemente, al concluir el curso, el alumno deberá estar capacitado para: 

•conocer y entender las leyes físico-químicas y matemáticas que gobiernan la formación de los cristales,

•describir y asociar cristales a diferentes sistemas cristalinos, 

•comprender y entender la estructura cristalina y las técnicas para su estudio, 

•comprender los principios físico-químicos que gobiernan las propiedades químicas de los minerales,

•    identificar especies minerales a partir de sus propiedades físicas, comprender los aspectos descriptivos que brindan los libros de textos y tablas de identificación y asociarlos al mineral objeto de estudio,

•comprender y determinar las propiedades ópticas en minerales transparentes, e identificar microscópicamente a los principales minerales formadores de rocas,

•adquirir conocimientos básicos sobre metodologías específicas para estudios mineralógicos,

Los trabajos prácticos cuentan con la introducción teórica necesaria para su desarrollo. Las tareas incluyen la observación y la descripción de material didáctico: modelos cristalográficos, minerales en muestra de mano y cortes petrográficos, para lo que se cuenta con el apoyo de instrumental óptico como lupas de mano y binoculares y microscopios de luz polarizada transmitida. Las descripciones se realizan según modelos propuestos por los docentes.


•Las prácticas están organizadas de manera de cubrir 5 horas semanales.

•Se prevé una clase de repaso previo a cada examen parcial en donde el alumno podrá refrescar conocimientos o recuperar trabajos prácticos en caso de no asistencia o no aprobación de algún tema en particular.

•Respecto al trabajo de campo, este está contemplado en el Taller Integral de campo II. Las actividades a desarrollar tendrán como objetivo principal el reconocimiento y el muestreo en el campo de minerales. Luego, los minerales muestreados serán analizados por los mismos alumnos en el laboratorio.

 




La evaluación de los conocimientos adquiridos se realizará:


I. De manera permanente. A través de la participación y el debate de los alumnos, en forma individual y grupal; a través de breves cuestionarios referentes al tema del trabajo práctico a desarrollar y mediante la confección de los informes de los trabajos prácticos.

II. A través de exámenes parciales. Se evaluaran los contenidos y metodologías aprendidas en los trabajos prácticos.

III. A través del examen final. Se evaluará la totalidad de los temas abordados en clases teóricas y prácticas. 

5. CONDICIONES DE REGULARIDAD Y APROBACION DE LA ASIGNATURA 

En cumplimiento con la Resolución Nº 350/14 Reglamento General de Estudios de Pregrado y Grado, se obtiene la regularidad de la materia al cumplir con la totalidad de las siguientes instancias:

Asistencia: Se requiere para mantener la regularidad de la materia una asistencia mínima a las clases prácticas del 70%.

Trabajos prácticos: Aprobación del 80% de los trabajos prácticos correspondientes a cada parcial.

Aprobación de los exámenes parciales o de sus recuperatorios: en número de tres, uno para cristalografía, uno para las prácticas de sistemática y uno para las prácticas de óptica. Todos son de carácter escrito, el segundo y tercero tienen además una parte oral (identificación de minerales). Se aprueban con un 60% de desarrollo correcto.

Aprobación del examen final: de carácter oral, consiste en la evaluación de la totalidad de los temas abordados en clases teóricas y prácticas. La nota mínima para su aprobación es 4 de un máximo de 10. Para rendir el examen final deberá haber regularizado la materia y tener aprobadas las correlativas correspondientes.

Cabe aclarar que, para la materia Mineralogía Sistemática y Óptica, no se establece el régimen de promoción.

Para los alumnos libres, el examen que deben rendir consistirá en dos partes: una escrita, donde se evaluará la parte práctica, y otra oral con la que se evaluarán los contenidos teóricos. Para considerar aprobado el examen, el alumno deberá aprobar ambas instancias.




El Taller Integral de Campo II se implementa para integrar los conocimientos adquiridos por los estudiantes durante las materias del segundo año, particularmente aquellas con contenidos geológicos, y para aplicarlos en un trabajo de campo. Estas prácticas de campo, que involucran la planificación, muestreo y mapeo son indispensables para la formación de un geólogo. El Taller se dicta a finales del segundo cuatrimestre, una vez que los estudiantes hayan adquirido un conocimiento suficiente como para que el trabajo sea provechoso, y durante una época con clima favorable para la región patagónica. Es requisito para realizarlo haber cursado el Taller Integral de Campo I y Mineralogía Óptica y Sistemática, como así también estar cursando Geoquímica, de modo que el estudiante ya disponga de los conocimientos geológicos necesarios para el trabajo y de aquellos conceptos básicos sobre la planificación y metodología de un trabajo de campo.

Para poder regularizar la materia, el alumno deberá cumplimentar los módulos previstos para este taller de campo. Cada módulo, implica tanto salidas de campo como los respectivos trabajos de gabinete.

Para aprobar la materia, los estudiantes realizarán un informe escrito que será presentado y evaluado en la mesa de examen final, donde el alumno, en caso de ser necesario, podrá realizar una defensa oral de su producción.